Josep Borrell, jefe de la política exterior de la Unión Europea (UE), confirmó este martes en un comunicado de prensa que de ahora en adelante no reconocerá a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela.

El funcionario, sin embargo, puntualizó que seguirá trabajando conjuntamente con el líder opositor para que se puedan llevar a cabo unas elecciones presidenciales transparentes, inclusivas y democráticas en ese país.

“Mantendremos nuestro compromiso con todos los actores políticos y de la sociedad civil que luchan por devolver la democracia a Venezuela, incluido Juan Guaidó. Estaremos alerta ante cualquier acto de represión, en particular contra miembros de la oposición”, agregó.

La UE, igualmente, reiteró su rechazo a los comicios parlamentarios del 6 de diciembre debido a que no cumplieron con los patrones internacionales para un proceso electoral creíble. Además, no contaron con el “pluralismo político” necesario.

Pese a que la mayoría de la comunidad internacional occidental no válido las elecciones, el régimen de Nicola Maduro instaló este martes a los nuevos miembros de la Asamblea Nacional, único órgano de control que manejaba la oposición.

“Hacemos un llamado a las autoridades y líderes venezolanos a priorizar los intereses del pueblo y unirse urgentemente para iniciar un proceso de transición, con el fin de encontrar una solución pacífica, inclusiva y sostenible a la crisis política”, concluyó Borrell en el documento.

Colombia ratifica apoyo a Juan Guaidó

La Cancillería manifestó en un comunicado que Colombia ratificó su apoyo a Juan Guaidó y que no reconocerá a los nuevos miembros del parlamento venezolano, ya que fueron elegidos en unos comicios irregulares.

“La elección en esas condiciones y el cuerpo colegiado resultante de ellas es una expresión clara de la existencia de un régimen carente de transparencia y representatividad. Nuestro Gobierno ratifica que seguirá apoyando al líder opositor”, precisó.

El Ministerio de Relaciones Exteriores, por último, hizo un llamado a la comunidad internacional para que condene los abusos de la “dictadura” y apoyen los esfuerzos de los venezolanos para el restablecimiento del Estado de Derecho.