Adornada únicamente por un lazo rojo que se enreda en su pelo y unos discretos aretes, Amparo posó desde un balcón de lo que pareciera ser Cartagena para una sensual fotografía que vuelve a circular gracias al jueves de recuerdos, popular desde hace mucho en Instagram.

La sensual imagen, capturada por el fotógrafo Carlos Tobón, y que aparece a continuación, la acompañó Amparo Grisales con una promesa: “Pronto vendrá lo nuevo. Una perla viene en camino”.

Además, agregó inspiradoras frases como: “Qué el Fuego ilumine mi alma…!!!”, “Eres Tierra. …no te seques” o “Respira, y que nunca pierdas tu magia”.

View this post on Instagram

Qué el Fuego ilumine mi alma…!!! Qué el Viento me lleve por el Camino…!!! Qué el Agua moldee mi espíritu..!!! Qué la Tierra guíe mis pasos…..!!! Que así sea por siempre…!!! 🧚🏻‍♀️🧚🏻‍♀️🧚🏻‍♀️🧚🏻‍♀️💗💗💗💗🙏🙏🙏💋💋💋💋 Eres Agua… No te agites. Eres Tierra. …no te seques. EresCielo… No te nubles. Eres Fuego… No te apagues.. AHO.. !!!!💜💜💜💜🙏🙏🙏 RESPIRA …. RESPIRA…!!! Y que nunca pierdas tu MAGIA!!!🍀🍀🍀🍀🌸🌸🧚🏻‍♀️🧚🏻‍♀️🧚🏻‍♀️🧚🏻‍♀️🧚🏻‍♀️🙏🙏🙏🙏🙏💜💜🤗🤗 #tbt Pronto vendrá lo nuevo … !!! Una Perla viene en camino..!!! Amén!!!🙏💋🙏 Foto @carlostobonelfotografo 👍💗💗💗

A post shared by Amparo Grisales (@agrisales333) on

La candente foto le dejó a Grisales, además del buen recuerdo, decenas de piropos, muchos de mujeres de la farándula y, obviamente, de muchos hombres que destacan su belleza y lo sexi que siempre ha sido, como se puede ver en los siguientes pantallazos.

Instagram @agrisales333
Instagram @agrisales333
Instagram @agrisales333
Instagram @agrisales333
Instagram @agrisales333
Instagram @agrisales333

Otros recientes recuerdos de Amparo Grisales fueron sobre ‘Los pecados de Inés de Hinojosa’

Con la coyuntura de la repetición en Señal Colombia de la producción que protagonizó al lado de Margarita Rosa de Francisco, Amparo compartió una escena de cama al lado de su colega, y antes un desnudo de cuando Torralba le ‘limpiaba los pecados’ a Inés.

La serie fue una adaptación de la novela de Próspero Morales Pradilla, y aterró en su momento a los más conservadores por las escenas lésbicas y hasta sadomasoquistas que presentó en 1988, cuando esos temas eran más tabú que ahora.