Según explicó el portal Boston Medical Group, la enfermedad se llama Peyronie y se da cuando el pene está en erección y se desvía hacia algún lado, en este estado se han reportado casos en los que se ha experimentado dolor o molestia.

Los especialistas aseguran que es frecuente en hombres con 20 u 80 años. Ocurre por predisposición genética, exposición a tratamientos de radiación, golpes en la zona genital, encuentros sexuales bruscos o falta de lubricación durante la penetración.

Cuando se presentan molestias en el pene curvo, es necesario que se busque asesoría médica para medir la gravedad de la lesión y realizar el tratamiento indicado, que en la mayoría de ocasiones consiste en enviar ondas de baja intensidad pero de alta potencia al pene.

Lo anterior le permitirá al hombre tener sexo sin dolor, mejorará la irrigación de sangre en el miembro viril y, por ende, mejorará su potencia sexual.