Cuando se da placer con la boca el sexo se puede controlar de una mejor forma, pero no todos disfrutan de la experiencia y no solo quien la da sino quien recibe. Estas son los errores más comunes en este contacto:

  • Empujar la cabeza

Según Vix, en medio de la excitación el placer puede ser tan desbordante que la pareja puede presionar la cabeza del otro sobre sus genitales y esto podría generar lesiones.

En el caso de los hombres, con su pene podrían lastimar la garganta y boca de su pareja.

Orgasmo femenino

Artículo relacionado

Sexo oral 'nivel experto' para complacer a las mamás y las mamacitas

  • Tener el cabello suelto

Ya sea para practicarle sexo oral a un hombre o a otra mujer, el pelo genera incomodidades y obstaculiza el acto. Además, la piel de los genitales es muy sensible y se podría cortar.

  • Los dientes

El portal comentó que este es el problema más frecuente y normalmente ocurre porque no se usa la lengua o se practica de forma brusca. Puede que las heridas no se sientan pero empezarán a incomodar en cualquier momento.

Los pequeños mordiscos sí pueden ser excitantes, pero hay que cuidar la intensidad.

  • Soplar los genitales

Aunque varios expertos niegan, esta teoría es mejor no comprobarla, pues existe la gran probabilidad de que se envíen microorganismos que podrían ser fatales, como explicó El Confidencial.

Sexo

Artículo relacionado

5 'tips' para un sexo oral explosivo, un regalo para ellos

  • No disfrutarlo

Como explicó Eme de Mujer, si el acto produce asco, es mejor no hacerlo, no es una obligación. El placer debe ser compartido y que uno de los dos no lo disfrute hace que el otro se sienta incómodo y las sensaciones no serán las mismas.

  • Gemir o hablar

No siempre es bueno mantener el silencio en el acto. Las palabras y los gemidos aumentan el éxtasis; son la mejor respuesta que se puede dar a un impecable trabajo.