Como empezó aclarando en una grabación la sexóloga Elsy Reyes, el ‘squirt’ es la segregación de orina durante el orgasmo, mientras que la eyaculación femenina es una especie de líquido prostático. Para algunas mujeres es mucho más fácil expulsarlos.

La experta explicó que la postura durante el entrenamiento es esencial, para esto recomendó que la mujer esté en cuclillas o con varios cojines bajo sus nalgas, de tal forma que la pelvis quede muy elevada.

Orgasm

Artículo relacionado

La razón por la que algunas mujeres no logran eyacular... y no es culpa de su pareja

Con los dedos índice y corazón totalmente lubricados deberá penetrar su vagina (solo dos falanges) y hacer una especie de pinza para empezar a formar círculos sobre el punto G; con el pulgar deberá darle caricias al clítoris.

En el proceso, sentirá que su clítoris tiene una erección y la zona interna estará más abultada. Cuando esté cerca de llegar a su orgasmo, deberá “apretar las nalgas, elevar la pelvis y pujar, como cuando puja para hacer ‘pipi’ de afán”.

Pareja

Artículo relacionado

Nada de penes grandes, los pequeños son los ideales para que una mujer eyacule

Si la expulsión de orina no se produce la primera vez, deberá seguir intentándolo y quizá usar su mano libre para tocar otras zonas que despiertan su excitación.

Como mencionó la especialista en sexualidad, tener un ‘squirt’ no siempre es sinónimo de más placer, solo es una simple “expresión del orgasmo”, y no hay ningún problema si no logra tenerlo.

Aquí, la explicación completa: