La experta aseguró que esta es una pregunta frecuente en quienes la consultan y que la curvatura normal está entre los 30 grados o menos; sin embargo, hay quienes tiene una desviación más pronunciada y esto, a veces, les causa dolor o problemas a la hora de tener sexo.

Si bien hay penes que requieren de un tratamiento quirúrgico para mejorar la calidad de vida del paciente, y deberían primero consultar a un experto antes de tomar cualquier decisión, hay alternativas sencillas para reducir un poco la curva.

Estos son algunos de los ejercicios que recomendó Betancurt:

  • A la hora de vestirse, acomodar el miembro en la dirección contraria a donde normalmente se genera la curva, por ejemplo: si se va hacia a la izquierda, colocarlo hacia la derecha.
  • Durante 15 minutos y estando en erección, estirar suave y despacio el pene hacia el lado contrario a la curva, como si se estuviera masturbando, pero con mayor cuidado. Además, Lina aseguró que con un lubricante o aceite es mucho más fácil.

La asesora también recordó que estas formaciones se dan por factores genéticos y que para los hombres mayores es mucho más difícil revertirlas.