En el sencillo croquis resalta varias ubicaciones que son importantes para esclarecer qué le pasó a Sara Sofía Galván, según el relato de Noticias RCN.

El más importante es el lugar exacto donde, asegura el hombre, abandonó el cadáver de la niña horas después de que muriera en la casa donde vivía con Carolina Galván, la mamá; y sus hijos.

Este es el gráfico, hecho en un cuaderno, difundido por el informativo:

Noticias RCN
Noticias RCN

Nilson Díaz representa lugares como el parque, un puente peatonal y un tubo del desagüe. Así lo describe el medio:

“La localización del desagüe que referencia el detenido está justo en la rivera del Río Tunjuelo, a menos de 500 metros de los puntos en donde organismos de socorro y autoridades han excavado y monitoreado en busca de rastros de la niña”.

Díaz hizo el dibujo en la cárcel La Picota, donde permanece recluido por la desaparición forzosa de la menor, y donde este viernes sobre las 10:00 de la mañana rendirá indagatorio para dar más detalles sobre su dibujo, precisó.

Noticias RCN también afirma que hay otras ubicaciones importantes en “la zona comprendida entre los barrios Class Roma y Palenque, de la localidad de Kennedy”.

Adicionalmente, en lo que escribió el novio de Carolina Galván alcanzan a ser legibles otras palabras como que la menor vestía “un body blanco y una camisa azul”.

También se lee que estaba “metida en un saco blanco de cabuya [o costal] amarrado con un cordón café”. Eso coincide con lo que días antes había dicho la mamá cuando dijo que presenció su muerte: “Vi a la niña botando espuma por la nariz”.

En esa declaración, Carolina Galván dijo que su pareja tomó una cobija azul oscura y “envolvió la niña toda de pies a cabeza y la metió en un costal de fibra blanco y la dejó en la sala”.

No obstante, la mujer también afirmó que su novio ha fabricado pruebas para distraer a la Fiscalía y con este dibujo estaría pretendiendo convencerlos de que murió y su cuerpo quedó abandonado en el canal del río.

Versión que no convence al resto de la familia de Sara Sofía Galván, que está ofreciendo una recompensa por información, aunque también ha recibido llamadas que pretenden estafarla.

Incluso una de las tías de la niña de dos años viajó a Bucaramanga a seguir pistas porque confía que está viva. A Xiomara Galván le dijeron que a su sobrina la están haciendo pasar por niño.

Por el momento, las labores de la Defensa Civil no se detienen, en especial en el sector del río que separa a las localidades de Kennedy y Bosa, en el suroccidente de Bogotá.