Los familiares continúan siendo contactados por ciudadanos que dicen haber sido testigos no solo del paradero de la niña desaparecida, sino de lo que están haciendo con ella.

Helena Galván, una tía de Sara Sofía Galván, les pidió a las autoridades que continúen con la búsqueda en el departamento de Santander, pues dice que siguen recibiendo llamadas que aseguran que han visto a la niña en un barrio de Bucaramanga, informó LA FM.

Ahora, las nuevas llamadas insisten en que la niña la tiene una mujer y que la llevó a una barbería a que le cortaran el pelo. Así lo relató Helena Galván a la emisora:

“Yo misma fui a un sitio donde nos dijeron que la niña había estado en una barbería en el barrio Campohermoso, de aquí de Bucaramanga. Los barberos me dicen que sí era la niña, que una señora alta, morena había ido con la niña a cortarle el cabello totalmente, a raparla”.

Esta versión coincide con otros testigos que aseguran haber visto a Sara Sofía Galván en una esquina siendo utilizada para pedir plata, y días después se creyó haberla visto en un video acompañada de una mujer morena y delgada —que coincide con la otra descripción—, aunque su otra tía, Xiomara Galván, desvirtuó que fuera su sobrina.

Luego, la Policía aseguró que a la niña no la habían sacado de Bogotá y que por eso la búsqueda se estaba concentrando en la capital.

(Lea también: A tía de Sara Sofía Galván le pidieron 600.000 pesos por darle información de la niña)

Por eso, Helena Galván les insistió a las autoridades que no descarten ninguna línea de investigación y continúen buscándola por todo el país, y en especial sigan esta pista hacia Bucaramanga pues no han sentido apoyo de los investigadores:

“La Policía buscó un solo día pero no ha vuelto a buscar. Se les informó la situación de la barbería en Campohermoso, dijeron que sí, yo personalmente llamé al 123 y para dar también la información de otra señora que dijo que la había visto en Quebradaseca. Esta es la hora y aún estoy esperando la llamada”.

La familia cree “que la niña no está muerta por varias razones”, entre las que se encuentran estos nuevos indicios sobre su paradero. Y coincide con su hermana Xiomara en que la mamá de la niña y su pareja están mintiendo.

(Lea también: Experimento reforzaría idea de que Sara Sofía Galván no fue lanzada a caño)

Esto luego de que Carolina Galván, madre de la menor hoy presa, afirmara que vio a su hija “botando espuma por la nariz” y fue allí cuando murió. En su testimonio ante la Fiscalía, también dijo que su pareja, Nilson Díaz —también tras las rejas por la desaparición forzada de la niña—, fabricó pruebas para engañar a la Fiscalía y desviar la investigación hacia otra hipótesis.

Por el momento, lo más reciente que se conoce de la investigación es que la Defensa Civil halló una bolsa con huesos en el río Tunjuelo, donde supuestamente Nilson Díaz arrojó el cuerpo de la menor, y que ya están siendo analizados.