El experimento de la Defensa Civil  de Colombia se hizo en el río Tunjuelo (sur de Bogotá), donde Carolina Galván, mamá de Sara Sofía Galván, y Nilson Díaz —expareja de la mujer— aseguraron que lanzaron a la niña, luego de que ella supuestamente muriera.

Los rescatistas, de acuerdo con Noticias RCN, utilizaron piedras y un bulto con el peso y altura de la menor para simular la escena que describieron Carolina Galván y Díaz a las autoridades.

No obstante, la conclusión de los socorristas es que el cuerpo de Sara Sofía no pudo recorrer más de 150 metros, indicó el informativo, pues el bulto se sumergió por un momento, pero volvió a flote y quedó atascado a esa distancia del punto donde fue lanzado, el mismo que indicaron los señalados.

Ederley Torres, jefe de la Defensa Civil —que compartió las siguientes imágenes de la búsqueda de la menor—,  dijo al noticiero que ya se descartaron 30 puntos de la localidad de Kennedy, sector del sur de Bogotá donde desapareció la niña, por donde atraviesan canales y caños. 

Eso reforzaría la idea que tiene la tía de Sara Sofía, Xiomara Galván, de que su sobrina no está muerta, sino que fue vendida.

A la niña supuestamente la han visto con migrantes que piden dinero en Bogotá y Bucaramanga; sin embargo, las autoridades aun no han podido determinar el paradero de la pequeña.

La tía confía que  los detenidos por la desaparición de Sara Sofía dicen que ella murió para desviar la investigación, pues incluso la mamá declaró que su expareja fabricó pruebas para engañar a la Fiscalía.

Las autoridades siguen inspeccionando los últimos lugares donde estuvo la menor, mientras se espera conocer los resultados de una prueba psicológica que pidieron para la madre de Sara Sofía.