En el mismo documento donde la Supersalud señaló que 395 personas que no eran de la primera línea se vacunaron en la Subred Norte de Bogotá, advierte que el personal contratado para poner las dosis contra la COVID-19 “no se encuentra certificado”, aunque dice que sí aparece inscrito en el curso del Ministerio de Salud, informó El Tiempo.

La conclusión de la entidad de control, de acuerdo con el diario, es que la Subred Norte “no cuenta con talento humano” para la vacunación masiva que se viene ejecutando desde febrero, cuando una enfermera de Sincelejo fue inmunizada.

Además, según el periódico, aparecen reportes de personas vacunados dos veces en lapsos de tiempo corto y de inyecciones con jeringas vacías, casos que ya se han presentado en varias regiones del país.

La investigación de la Supersalud surgió de la denuncia ciudadana que se hizo cuando se conoció que una joven politóloga que era contratista de la Subred Norte, con labores administrativas, fue vacunada con la primera dosis de Pfizer. 

El caso causó tanta controversia que hasta el ministro de Salud, Fernando Ruiz, reprochó la situación. 

Aunque en su momento el gerente de la Subred del Norte de Bogotá, Jaime Humberto García, rechazó este caso, después se conoció que fue la misma subred la que incluyó a la politóloga en la lista de priorización para ser vacunada.  

Ahora la Subred del Norte está preparando una respuesta, de acuerdo con El Tiempo, para responder por estas presuntas irregularidades.