La mujer que este miércoles se convirtió en la primera persona en ser vacunada contra la COVID-19, en Colombia, le contó a Caracol Radio que no tuvo ninguna preparación especial previa, sino que durante la mañana hizo su rutina diaria.

Al llegar al Hospital Universitario de Sincelejo, donde lleva tres años como enfermera jefe de la unidad de cuidados intensivos, la enfermera tuvo que preparase mentalmente para tener los ojos de todo un país encima. 

“Momentos de tensión. Tuve muchos sentimientos encontrados con todo un país pendiente. Tuve un poquito de miedo unos minutos antes, pero ya después me embargó una tranquilidad, una felicidad porque esto significa para mí —y para todo el personal de salud— seguridad”, afirmó.

(Lea también: Caravana de seguridad que escoltó 696 vacunas en Sincelejo desata críticas y burlas)

Verónica Machado manifestó en la emisora que no porque haya recibido la primera de las 50.000 dosis de Pfizer que llegaron al país este lunes va a dejar de mantener los cuidados de bioseguridad recomendados.

“Esto [la COVID-19] no termina aquí con una vacuna”, expresó la enfermera, que además invitó a los demás colombianos a dejar de creer en los mitos que hay sobre las dosis.

La profesional de la salud no tuvo ningún efecto secundario, más allá de un dolor en el brazo, que le pasó minutos después de haberse vacunado.

Con la aplicación de la primera inyección contra el coronavirus, Colombia comenzó el proceso de vacunación masivo, que continuará en Bogotá y otras regiones este jueves.