El congreso de los Estados Unidos confirmó que Biden y la vicepresidenta electa, Kamala Harris, superaron la barrera de los 270 votos electorales que da las llaves de la Casa Blanca, con un total de 306, y por tanto llegarán al poder el próximo 20 de enero.

Información actualizada posesión de Joe Biden: [EN VIVO] Minuto a minuto de la posesión de Joe Biden y Kamala Harris en Estados Unidos

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, que presidía la sesión, declaró que esa ratificación debía considerarse “suficiente” para aceptar la elección de Biden.

La sesión comenzó en la tarde de este miércoles, pero se vio interrumpida por las fuertes e inéditas protestas de los seguidores de Donald Trump, que incluso se tomaron el Capitolio de Estados Unidos.

La “insurrección”, como se refirió Biden a las manifestaciones, dejó un saldo de 4 personas muertas y más de 10 policías de Washington heridos.

La nueva sesión duró más de siete horas debido al debate en ambas cámaras sobre dos objeciones al resultado de las elecciones en Pensilvania y en Arizona, ambas presentadas por los aliados de Donald Trump.

Como se esperaba, las dos cámaras votaron a favor de respetar lo votado en los comicios en esos dos estados, y la sesión conjunta continuó según lo previsto.

Tras fracasar la objeción sobre Pensilvania, Pence siguió abriendo los sobres para contar el resultado relativo a cada estado, por orden alfabético, y no hubo más objeciones exitosas.

Finalmente, el vicepresidente leyó el documento donde se certificó la victoria de Biden, ante Trump, que aceptó que su mandato llegó al final, aunque no reconoció del todo la derrota.

Mike Pence certifica la victoria de Joe Biden / AFP
Mike Pence certifica la victoria de Joe Biden / AFP

Toma del Capitolio de Estados Unidos

Cuando el congreso se disponía a comenzar el proceso de certificación de la victoria de Biden,  seguidores de Donald Trump se convocaron frente al Capitolio para protestar y, después de superar la barrera de la fuerza pública, se tomaron el establecimiento.

Getty Images
Getty Images

La situación de orden público fue tan grande (algunos la compararon con las protestas de Bogotá) que hasta el mismo Trump, que los había impulsado para manifestarse, tuvo que salir a pedirles a sus seguidores que regresaran a casa.