La alcaldesa de la capital de Estados Unidos, Muriel Browser, comunicó, de acuerdo con BBC Mundo, que el asalto al Capitolio que se vivió este martes dejó a 4 personas (dos hombres y dos mujeres) muertas.

Una de las víctimas mortales es una seguidora del presidente Donald Trump, que fue baleada cuando intentaba ingresar a la sala donde el congreso iba a certificar la victoria de Joe Biden.

De los otros tres fallecimientos no se conocen detalles, aunque  Robert Contee, jefe de la Policía de Washington, agregó, según CNN, que se dieron en situaciones diferentes.

Una mujer adulta y dos hombres adultos parecen haber sufrido emergencias médicas separadas, que resultaron en sus muertes. Cualquier pérdida de vidas en el distrito es trágica”, manifestó el uniformado.

Otras 14 personas, todas de la Fuerza Pública, resultaron heridas durante las protestas en el Capitolio de Estados Unidos, que hasta fueron comparadas con las de Bogotá.

Dos de los uniformados, indicó BBC Mundo, se encuentran hospitalizados por las graves heridas; uno recibió un impacto de proyectil en la cara, mientras que otro resultó con fuertes lesiones, tras ser ‘arrestado’ por seguidores de Trump.

Caos en Washington por toma del Capitolio de Estados Unidos

La ciudad vivió este miércoles una jornada inédita, cuando los legisladores certificaban la victoria electoral del demócrata Joe Biden.

Al grito de ‘Trump ganó’, cientos de seguidores del mandatario irrumpieron en el Capitolio tras desbordar a la policía que lo custodiaba, y que provocaron caóticas escenas con trumpistas recorriendo los pasillos con banderas o sentándose en los escaños.

AFP
AFP

El asalto al congreso se produjo poco después de que los manifestantes hubieran sido arengados frente a la Casa Blanca por el presidente saliente, quien les repitió la retahíla de denuncias de fraude infundadas en las que insiste desde que se confirmó su derrota en las elecciones de noviembre pasado, sin demostrarlas.

El Capitolio pudo ser despejado más de tres horas después del inicio del asalto, poco antes de entrar en vigor el toque de queda decretado de manera urgente por la alcaldesa de la capital, Muriel Bowser, y se restableció la seguridad.

Al menos 13 personas fueron detenidas en estos incidentes, acusadas de posesión de armas de fuego, agresión y cruce de líneas policiales, según las autoridades.

La policía lanzó inicialmente gases irritantes y de aturdimiento (que al caer desprenden flashes muy brillantes para desorientar) con el fin de expulsar a los seguidores de Trump de las inmediaciones del Capitolio.

Pese al toque de queda, que va hasta las 6 de la mañana de este jueves, en dos de sus suburbios en el aledaño estado de Virginia se seguían viendo grupos deambulando por la capital, y al menos 30 personas fueron detenidas por ello, según la oficina de la alcaldes.