Cuando Cristiano Ronaldo se percató de la dificultad que sufría Edison Cavani para caminar, lo sujetó de la cintura y permitió que el uruguayo se apoyara en él.

El artículo continúa abajo

Con la ayuda del jugador del Real Madrid, Cavani se retiró de la cancha por la línea de meta donde los aficionados, de ambas selecciones, aplaudieron el gesto deportivo del portugués.

No obstante, el acto de Cristiano fue entendido por algunas personas como una forma para apurar la salida del delantero uruguayo y permitir la reanudación del juego, en el que Portugal perdía 2-1.

Lo cierto es que el gesto de Ronaldo dejó una de las postales más bonitas del partido y del Mundial, que invita al compañerismo y la deportividad por encima de la rivalidad.