Como mencionó la experta en relaciones de pareja y sexualidad Elsy Reyes, los senos no son solo para jugar durante algunos segundos o chupar como bebé recién nacido, a su alrededor hay varias zonas que son importantes como el cuello y las axilas.

El artículo continúa abajo

Por esto, la experta quiso dar algunos trucos para los que no necesariamente la mujer debe tener senos grandes.

  1. Estimulación de axilas y cuello: en estas zonas empiezan las terminales nerviosas que desembocan en la punta de los senos, así que es necesario preparar dos dedos (el del medio y el índice), para poder trazar líneas desde axilas a pecho y cuello a pecho (todavía no se deben tocar los pezones).

  1. Manos en forma de ‘L’: con los pulgares se estimulan los pezones mientras con el resto de la mano se van haciendo suaves masajes con las yemas de los dedos. La estimulación también se puede hacer con movimientos semicirculares alrededor de los senos.

  1. Mano araña: cada mano recubre el seno como una araña, después cierra los dedos alrededor de él y le da leves masajes circulares al pezón desde su areola hasta la punta.

Las sensaciones pueden aumentar con ligeros tirones en la punta del pezón y combinarlo con masajes circulares.

  1. Boca a la obra: se pueden repetir los estímulos hechos al pezón con la boca, jugar con la lengua y hacer los ‘tironcitos’ y succiones (midiendo la intensidad).

Recomendación: para los masajes con las manos es un ‘plus’ usar un lubricante íntimo, aumentará las sensaciones y todo se tornará más suave y fácil de hacer.

Este es el video de la explicación: