El experto compartió una grabación en su cuenta de Instagram, en donde, con dos marionetas explicó en detalle las 3 categorías del beso: suaves, moderados e intensos; cada uno tiene subcategorías que harán evolucionar la intensidad del encuentro.

Entre los suaves están:

  • Directo: es para despertar las terminales nerviosas de los labios; se hace un reconocimiento de esta zona de punta a punta y con apenas roces. Tratar el labio superior e inferior por separado no es una mala idea.
  • Nominal: se abre levemente la boca y se hace una exploración más intensa.
  • Palpitante: se hacen roces con el labio inferior con los labios del otro. El roce debe ser recíproco.
  • Contacto: involucra la lengua, pero no de forma pasional, por el momento. Se rosan las caras internas de los labios, jugueteando y disfrutando de la sensación.

Mujer llegando al orgasmo

Artículo relacionado

Kivin: el truco en el sexo oral que promete dar un orgasmo femenino en 3 minutos

Así son los besos moderados:

  • De presión: los labios estarán muy pegados y sin movimiento, solo sintiendo; incluso, se puede intentar acercar más al otro para que sea más intenso.
  • Próximo: se da succionando el labio superior, el inferior y luego los dos al tiempo. Es muy satisfactorio para ambas partes.
  • Superior: especial para darles a las mujeres. Aquí, se succiona, lame, chupa y acaricia el labio superior de la mujer, que está conectado con los genitales de ella.

Pareja

Artículo relacionado

Estudios aclaran por qué las mujeres fingen orgasmos; no es solo por el ego de su pareja

Estos son los intensos:

  • Succión: como una forma de conocer esta jugosa zona, se succiona por lo menos hasta la mitad. El estímulo se debe dar con cierta fuerza.
  • Giratorio: ya con un contacto más directo y la libertad de las bocas, las cabezas se mueven de un lado hacia el otro.
  • Combate: las lenguas darán su mejor espectáculo; se acariciarán, entrelazarán, girarán y prácticamente danzarán.

Beso extra: es más conocido como ‘Spiderman’ y se da cuando las personas se ubican de forma opuesta; será diferente.

Aquí, la explicación de Ezequiel: