La experta, que es una de las galenas que realiza el procedimiento en el país, aseguró que la inyección de este elemento, clínicamente conocido como ‘G-Shot’, sí aumenta el placer sexual en la mujer, pues su aplicación incrementa el tamaño de la zona, por lo tanto, habrá un mejor contacto a la hora de la penetración.

Lina aclaró que cuando el suelo pélvico de ella está caído el proceso podría no dar los resultados esperados. Además, recordó que si este no es el punto máximo de excitación no habrá un mayor cambio en el acto. Pese a esto, la sensación de placer sí aumentará considerablemente.

En cuanto al procedimiento, Triana aseguró que la parte en la que la mujer suele sentir mayor incomodidad es en la cara interior de la vagina, pero dado que es un proceso no quirúrgico, es ambulatorio.

Al terminar, la paciente deberá usar un tampón durante 4 horas y luego de este tiempo podrá tener relaciones sexuales sin problema. Cabe recordar que la inyección de este ácido no genera efectos secundarios, es seguro y su efecto puede durar hasta un año, luego deberá hacer una nueva aplicación.

En cuanto al precio del procedimiento, según otros especialistas consultados, podría estar entre un millón y medio de pesos, y 3 millones de pesos.