La decisión fue tomada en una diligencia virtual a causa de una solicitud que argumentaba ese motivo y que fue iniciada por su defensa en febrero, informó El Heraldo. 

El proceso contra Maldonado, por la muerte de la mujer, identificada como Brenda Pájaro, empezó en 2018. El detenido enfrentó cargos por feminicidio, acceso carnal violento y otros delitos, apuntó ese medio.

Asimismo, se le involucró con al menos otros seis homicidios, ocurridos entre 2002 y 2004, en los que las víctimas resultaron ser dos mujeres y cuatro hombres, agregó el diario barranquillero. 

La investigación por el homicidio de la mujer de 44 años detalló que el hombre mantenía una cercanía con la víctima, ya que Maldonado le prestaba un servicio de transporte a la hija de ella, a quien llevaba regularmente a consultas médicas, apuntó La FM. 

El cuerpo de la mujer fue hallado el 25 de junio de 2018 en un lote baldío del barrio Miramar (norte de Barranquilla).  

Según el dictamen de Medicina Legal, a la mujer le fue mutilado uno de sus dedos de la mano derecha, al parecer, con la intención de quitarle un anillo. 

Sin embargo, este hecho también podría haber ocurrido por un ritual diabólico, con el que algunos investigadores vinculan a Maldonado, concluyó Blu Radio.