Para el joven, Duque afectó sus derechos al libre desarrollo de la personalidad y la libertad de expresión e información por las declaraciones que ha hecho por diferentes medios y en varias ocasiones rechazando la detención domiciliaria del expresidente.

Una de ellas fue la que difundió en su cuenta de Twitter el 4 de agosto, día en que se conoció la medida de la Corte Suprema, y que estuvo como publicación fija en su perfil por más de 20 días.

El estudiante le explicó a Noticias Caracol que su tutela buscaba que el presidente se abstuviera de emitir opiniones sobre el proceso judicial por presunto fraude procesal y soborno a testigos que se le sigue a Uribe en espacios institucionales y que usen logos o distintivos del Gobierno Nacional, y que además borrara ese video de sus redes sociales.

“En una democracia tan débil como la nuestra es fundamental que cada poder actúe de manera autónoma y sin presiones. El presidente de la República debe recordar que constitucionalmente representa la unidad nacional; es así que representa a quienes estamos a favor de la decisión [de la Corte] como quienes están en contra”, explicó Jean Paul en el noticiero.

La reacción de Duque a la situación jurídica del expresidente, incluso fue considerada por juristas internacionales como declaraciones incendiarias e inapropiadas.

Entre tanto, pese a que el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, al resolver la tutela, negó las peticiones del demandante, sí le hizo algunas advertencias a Duque:

“Exhortar al presidente de la República, doctor Iván Duque Márquez, para que se abstenga de emitir opiniones que desconozcan la autonomía e independencia de las ramas del poder público de acuerdo con lo establecido en la Constitución Política”.

Los magistrados de la Sección Segunda del Tribunal consideraron que el jefe de Estado emitió una “información carente de imparcialidad y con un total desconocimiento de la autonomía de la Rama Judicial por cuanto cuestiona el actuar de la Corte Suprema e insinúa la forma en como se debe desarrollar el proceso judicial al interior de la corporación”, añadió RCN Radio.

El Tribunal también detalla en su decisión, citada por la emisora, que Duque extralimitó su libertad de expresión como presidente y por eso, en adelante, no puede desconocer la independencia “de los órganos del Estado como instituciones legítimamente constituidas de acuerdo con el principio de separación de poderes, atendiendo los parámetros expuestos por la Corte Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Constitucional colombiana”.

Duque debe acatar esa orden, pero si incumple, puede tener inconvenientes a futuro, según le explicó el exmagistrado Armando Novoa al informativo: “Si bien en un primer momento no tiene un carácter compulsivo, sí puede dar lugar a que posteriormente, en caso de que se repitan esas conductas, el Tribunal adopte medidas de otra naturaleza y de carácter más enérgico”.

La Presidencia no se referirá a la decisión mientras analiza los efectos del fallo, pero durante el estudio de la tutela argumentó que el estudiante no pudo demostrar cómo esa declaración del jefe de estado afectó sus derechos fundamentales, lo que puede explicar que el Tribunal la negara.