La diligencia se cumplió sobre las 2:00 de la tarde en la Sala de Instrucción del alto tribunal para manifestar su intención de colaborar con la justicia.

Ante el magistrado Marco Antonio Rueda, Eduardo Pulgar se mostró dispuesto a que “se conozca la verdad de lo sucedido” y acogerse a sentencia anticipada, pues tiene el derecho porque la investigación no ha concluido, indicó El Tiempo.

Adicionalmente, aceptó los delitos de tráfico de influencias y cohecho, por los que falta decidir la pena a la que será condenado. Sin embargo no aceptó el tercer cargo del que se le señala que es el de la violación de topes en campañas políticas y podría ir a juicio por este.

El siguiente paso es que el excongresista asista a una formulación de cargos ante la Corte Suprema de Justicia, añadió Semana, y allí deje establecido si acepta las condiciones del alto tribunal para continuar el proceso, en el que deberá contar todo lo que rodea el ofrecimiento de “200 barras” al juez del municipio de Usiacurí, Andrés Rodríguez Cáez, en in intento de sobornarlo.

(Lea también: La mala hora de juez que no se dejó sobornar de Pulgar, mientras al senador le llega ayuda)

Su intención era favorecer a sus amigos, en especial al excónsul en Polonia Luis Fernando Acosta Ocio, en un juicio de sucesión que involucra a la Universidad de Barranquilla.

Esta diligencia se cumplió después de que la Corte Suprema mantuviera la medida de aseguramiento en su contra y dejara en firme su detención en la cárcel La Picota, de Bogotá, donde se encuentra desde finales de 2020 en el pabellón de funcionarios públicos.

Además, pese a que el exsenador de La U renunció a su fuero constitucional, la alta corte definió mantener su competencia en la investigación porque los hechos ilícitos se relacionan con su función como congresista.

El proceso comenzó cuando el periodista Daniel Coronell reveló un audio que comprometía a Pulgar con el ofrecimiento del dinero al funcionario judicial; tiempo después reveló nuevas grabaciones que comprometen a Pulgar en más situaciones irregulares.