Abelardo de la Espriella manifestó en Séptimo día, programa de Caracol Televisión, que ninguno de los implicados se iba a “zafar fácilmente” de la investigación, luego de que el periodista dijera que el abogado de Julián Ortegón, uno de los últimos que vio con vida a Ana María Castro, manifestara que el joven era el que menos tenía que ver con la muerte de ella. 

Este no va a ser otro [caso] Colmenares. Aquí vamos a tener condenados y con penas ejemplares” dijo De la Espriella, y agregó que cree que Ortegón, Paul Naranjo y Mateo Reyes, que tienen versiones contradictorias de lo que pasó la noche en la que murió Castro, de alguna manera son responsables de la muerte de la joven.

De la Espriella, que manifestó que lo más probables es que a Ana María Castro la golpearon dentro de la camioneta, aseguró que los tres jóvenes implicados en el caso se habrían puesto de acuerdo para entregar una misma versión, pero, dice el abogado, se terminaron enredando.

El representante legal de la familia de la víctima agregó que le parece “muy sospechosa la actitud de Mateo”, que salió del país hace poco, pero no cree que él haya sido coautor del aparente crimen. No obstante, sí considera que él “está implicado en esta circunstancia”. 

A diferencia de De la Espriella, que está convencido que Ana María Castro fue lanzada desde un carro en movimiento, el abogado de Paul Naranjo—Jhon Cadena— asegura que todo se trato de un accidente.

La versión de ese jurista, entregada a Séptimo día, es que Castro se había bajado de la camioneta de Naranjo (preso por presunto feminicidio) y se acercó al carro, pero él arrancó. Según el abogado, ella se habría enredado con la parte trasera de la camioneta, dio vuelta y se golpeó la cabeza con el andén.

Con esa versión, la defensa de Naranjo buscará que él sea imputado por homicidio culposo agravado, y no por feminicidio.

“De todos modos, [Naranjo] se vería inmerso en una conducta descrita en el código penal. […] El homicidio culposo agravado es cuando se le comete homicidio a una persona sin la intención criminosa de sesgarle la vida. […] Puede llegar a 8 o a 10 años [de prisión]“, dijo Cadena.

En cuanto al abogado de Julián Ortegón, Gilberto Rondón, le dijo al programa que su cliente apoya la versión de Naranjo.

En este video podrá ver las declaraciones de los abogados: