El problema empezó cuando Rüdiger le entró fuerte a Kimmich, quien de inmediato reaccionó encarando a su compañero. Sin embargo, Klose alcanzó a intervenir antes de que la situación pasara a mayores, indicó el diario alemán Sport Bild.

Por otra parte, añadió el medio, Julian Draxler fue uno de los afectados de la áspera sesión  de trabajos, pues recibió un codazo en su rostro que no le dejó secuelas.

El artículo continúa abajo

Finalmente, aclaró el rotativo, los ánimos se calmaron y el entrenamiento terminó en medio de la normalidad.

Julian Draxler
Julian Draxler / AFP

Después de de la práctica, Draxler y Rüdiger atendieron a la prensa:

Julian Draxler y Antonio Rudiger
Julian Draxler y Antonio Rudiger / AFP