Primera gran aparición del guardameta ‘tricolor’ se dio en el minuto 58, cuando el partido iba 1-0 a favor de Colombia.

Gracias a la rápida salida, el arquero pudo cerrarle el ángulo a Lewandowski, evitando lo que hubiese sido el empate de los polacos.

Ospina quedó tendido en el suelo pero pudo reponerse sin problema minutos después.

El artículo continúa abajo

Pese a la superioridad de Colombia en la cancha, Polonia tuvo otra llegada al minuto 80.

No obstante, Ospina apagó las esperanzas de los polacos cuando, en el suelo y con todo su cuerpo, se interpuso entre el arco y un fuerte remate con dirección a la red.

8 minutos después, David se ganó los aplausos de todos los colombianos y frustró, nuevamente, al delantero del Bayern cuando saltó y puso sus manos para evitar que la pelota, que había rematado Lewandowski desde fuera del área, ingresará a la red.

Colombia hizo un gran partido y logró mantener las esperanzas de pasar a la siguiente ronda. Por su parte, Polonia quedó sin opciones y debe regresar a casa después de enfrentar a Japón, último partido de la fase de grupos.