El portavoz de la pareja, que dejó sus funciones reales en marzo de 2020, fue quien hizo oficial la llegada de un bebé a la vida de los duques, esto, luego de que la actriz tuviera un aborto natural a mediados de 2020 y se mostrara afectada por ello.

¿Por qué Meghan Markle y el príncipe Harry tendrán un bebé arcoíris?

Ahora, luego de anunciar su embarazo, resurgió el tema de los bebés arcoíris que, según El Mundo de España, son aquellos pequeños que llegan al mundo luego de que la madre experimentara una pérdida.

¿Por qué se les llama bebé arcoíris?

Aunque el término no ha sido acunado por la comunidad científica, como indica el medio, se llama así al pequeño que llega al mundo porque representa esperanza, es decir, el arcoíris que surge luego de una tormenta que opacó al sol.

Además, hay que tener en cuenta que, luego de una pérdida, a varias mujeres se les complica volver a quedar embarazadas, ya sea porque su cuerpo se vio afectado o porque no logran tener una estabilidad emocional.

Incluso, la presentadora Carolina Cruz también tendrá un bebé arcoíris, el cual fue concebido mediante un procedimiento in vitro y nacerá en las próximas semanas.

(Vea también: Meghan Markle y el príncipe Harry: primer año fuera de la realeza y situación económica)

¿Qué se sabe del bebé que espera Meghan Markle?

Luego de que abandonaron la corona británica, la actriz y el príncipe Harry han sido muy cuidadosos con su vida privada, lo que sí aseguró Vanity Fair es que el anuncio de su embarazo sería una forma de recordar a la princesa Diana, pues ella oficializó la llegada del príncipe Harry el Día de San Valentín de 1984.

Aquí, una de las fotografías que se tomó en esa fecha; allí aparecen Lady Di, el príncipe William y el príncipe Carlos:

Getty Images
Getty Images

Además, el medio sugiró en un artículo que el bebé que esperan Meghan y Harry podría nacer en Estados Unidos y no en Reino Unido, como es la tradición. Al igual que Archie, el nuevo integrante de la familia contará con dos nacionalidades: la británica, por Harry, y la estadounidense, por Meghan.

Además, el bebé y su hermano mayor ocuparán “los puestos 7 y 8 en la línea de sucesión al trono británico“, aunque también podrían aspirar, si así lo desean, a algún cargo político en Estados Unidos, como la presidencia.