“Supe, mientras estrechaba en mis brazos a mi primer hijo, que estaba perdiendo el segundo”, escribió la duquesa de Sussex, que se casó en 2018 con Enrique, sexto en el orden de sucesión a la corona británica.

Meghan y Enrique tuvieron a su primer hijo, Archie, en mayo de 2019.

En la columna publicada en New York Times, Meghan cuenta que acababa de cambiar los pañales de Archie cuando sintió un calambre y cayó al piso.

La exactriz, de 39 años, dijo que perder un embarazo es un “dolor insoportable” y que el tema del aborto sigue siendo “tabú” y está “impregnado de (una no deseada) vergüenza, que perpetúa un ciclo de solitario duelo”.

Su columna es publicada en momentos en que la pareja lleva adelante una guerra contra varios medios a los que acusa de violar su privacidad.

Markle reprocha a Associated Newspapers —que edita a los diarios británicos Mail Online, Daily Mail y su versión dominical Mail on Sunday— de violar su privacidad mediante la publicación de extractos de una carta dirigida a su padre, Thomas Markle, en agosto de 2018 antes de casarse con Enrique.

Tras su salida de la familia real, anunciada en enero y efectiva desde principios de abril, Meghan y Enrique se trasladaron primero a Canadá y rápidamente después a California.