Tras embarcar en España con rumbo a Bogotá, Ruiz-Huerta publicó varias fotos en su perfil de Twitter, ya sentada en el avión en el que viajó a Colombia.

Rumbo a Bogotá para participar en las elecciones del domingo como observadora internacional. El país que firmó un histórico acuerdo de paz hace un año y medio tiene la posibilidad de hacer a Gustavo Petro presidente de un país tan maravilloso como hambriento de justicia social”, escribió en un mensaje que acompañaba las fotos.

Según una resolución del CNE, con el comentario de Ruiz-Huerta a favor de Petro, exalcalde de Bogotá, “se vulneran los principios de neutralidad e imparcialidad que inspiran a las misiones internacionales de observación electoral”.

El artículo continúa abajo

En consecuencia, el organismo decidió, mediante la resolución número 1439 con fecha de 14 de junio, revocar “la acreditación reconocida por el Consejo Nacional Electoral como Observadora Internacional a Lorena Ruiz-Huerta”.

Horas antes, una fuente del CNE dijo a Efe que “se le revocó la credencial porque no venía a hacer misión de observación, sino que estaba haciendo proselitismo abiertamente”, y añadió que “varios medios de comunicación” denunciaron la parcialidad de Ruiz-Huerta.

En la resolución, el CNE detalla que se debe informar a los “Ministerios del Interior y de Relaciones Exteriores” y que se faculte a la Asesoría de Relaciones Internacional del Consejo para que “realice todas las actuaciones necesarias en cumplimiento del presente acto administrativo”.

Ruiz-Huerta, del partido político Podemos (izquierda), es diputada y portavoz de su grupo parlamentario en la Asamblea de Madrid.

Sobre su expulsión de la Misión de Observación de Colombia reconoció su error en una publicación de Facebook y aseguró que “esto está siendo instrumentalizado por determinados partidos colombianos de la derecha, contra la candidatura de Gustavo Petro y contra mi propio partido”.