Y esa característica de Sergio Fajardo es, precisamente, la que más contrasta con Claudia López, caracterizada por fijar posiciones, no tener pelos en la lengua, ser aguerrida, e incluso agresiva.

Por eso, los analistas ven que podría ser su complemento, pero también origen de muchos conflictos.

“No sé hasta dónde va a poder vender 2 fórmulas tan distintas en materia de cómo se hace política”, dijo en ‘Hora 20’ de Caracol Sandra Borda, decana de Ciencias Sociales de la Universidad Jorge Tadeo Lozano.

El artículo continúa abajo

Álvaro Forero, analista de Blu Radio, cree que López ha proyectado una imagen de izquierda “porque se le va la mano en el tono y ha permitido que otros tomen el control sobre su imagen pública”… “Ojalá ahora entienda y aprenda que no puede caer en ese juego”.

Nicolás Uribe, también analista de Blu Radio, cree que el hecho de que Fajardo haya seleccionado a Claudia López fortalece su percepción de que la de los 2 es la candidatura de la antipolítica, al margen de que ella pueda polarizar.

“Va a terminar diciendo muchas cosas más la candidata a la vicepresidencia que el candidato a la presidencia, si es que Fajardo no empieza a tomar posiciones”, dice Uribe, agregando que podría haber un escenario donde él tenga que salir a avalar o corregir a su vicepresidenta.

Para otros, que Claudia López hable y siente posiciones le puede servir a Fajardo, pues hoy mucha gente cree que Gustavo Petro es el único que es distinto, “el único que tiene los cojones para combatir a los partidos políticos y a la clase política”, agrega Álvaro Forero, también analista de Blu Radio, quien agrega que como Fajardo “es moderado, alguna gente prefiere algo más radical”. Y eso más radical es Claudia López.

¿Qué tan radical? La personalidad de Claudia López puede ser la clave.

“(Claudia López) ve el mundo en blanco y negro, quien no está con ella está contra ella… si no es amigo suyo, ella cree que es corrupto… si se aleja de lo que ella cree, ella lo descalifica. Es gritona e intolerante”, dice Néstor Morales, director de ‘Mañanas Blu’, de Blu Radio, quien le reconoce (en su listado de los pros) que es una mujer pulcra, nadie le puede decir que se ha robado un peso, transparente, que se ha dedicado a la lucha contra la corrupción.

Es probable que López no termine chocando mucho con Fajardo, pues si pierde terreno en las encuestas, tendrá que, junto con su fórmula, empezar a tomar posiciones con su fórmula vicepresidencial.

La fórmula del silencio, de no sentar posiciones, del programa genérico, de no crear confrontación, solo funciona cuando uno está cómodamente de líder en las encuestas, un puesto que parece estar perdiendo Fajardo.

Ah, y sentar posiciones sobre los diferentes temas no significa confrontación, algo que Fajardo debería aprender del contrincante al cual no le aceptó una alianza: Humberto de la Calle.