La especialista de Plátano Melón, portal especializado en juguetes sexuales, aseguró que ya es hora de cambiar la típica posición en la que quien va a dar sexo oral se hace frente a los genitales y usa su boca sin control.

Para salir un poco de la zona de ‘confort’, la experta empezó explicando que el potencial de este tipo de encuentros no está en introducir todo el miembro hasta su base, sino en aprovechar las más de 4.000 terminales nerviosas que existen en el glande.

Aquí, las posiciones que recomendó:

  • La automática: quien dará el estímulo se ubicará al borde de la cama, de forma que su cabeza quede prácticamente colgando. El hombre estará de pie y pondrá su pene a disposición de la otra persona.

La pose es ideal para que el pene llegue a una gran profundidad de la garganta, pero deberá tener cuidado de no lastimarla, pues tendrá la libertad para indicar qué le gusta más.

    • El perezoso: quien recibe las caricias linguales estará recostado de medio lado y quien da también; será una especie de ’69’, pero de medio lado. La pose es práctica, pues cada uno tiene apoyo en sus brazos. Además, abre la posibilidad de explorar la zona anal con un dedo y bastante lubricante de silicona.
  • ’68’: esta posición también se parece al ’69’, solo que la persona de arriba estará boca arriba y será la única que sea estimulada. Aquí, se le da una gran atención a los testículos, perineo y ano.

Aquí, la explicación completa: