La Procuraduría General de la Nación fue la entidad que emitió la sanción. Destacó que el monto que regresó Muñoz fue de apenas $6’000.000, lo que representa un 0,054 % del dinero “que se apropió”.

El ente de control cree que esta es “una suma irrisoria”; y destaca que no es un motivo atenuante, sino que “termina revelando el gran daño patrimonial de las conductas cometidas” por Muñoz.

El Ministerio Público determinó que, con pagos hechos a través de tarjetas de crédito de la universidad, el exfuncionario compró bienes para él y su familia, entre los años 2015 y 2019.

El órgano de control destacó que el exdirector de extensión de la Universidad Distrital adquirió varios bienes y servicios “que no correspondían con sus funciones”.

Dentro de las compras irregulares se destacan un vehículo de alta gama y varios equipos electrónicos, “en beneficio de una empresa particular”.

Teniendo en cuenta que para la Procuraduría las faltas de Muñoz son “gravísimas cometidas a título de dolo”, no procede ningún tipo de recurso contra la sanción. 

Cabe destacar que esta medida fue tomada en segunda instancia, y se modificó el término de la inhabilidad para ejercer funciones públicas, que pasó de 20 años a solo 17 años y 6 meses.