Sin embargo, el contrato por 548 millones de pesos se ejecutó en apenas 8 días, cuando estaba estipulado hacerlo en 20, y se impartió, de manera teórica, tanto a los legisladores como a sus esquemas de seguridad, señaló el periódico El Tiempo.

A eso se suma que el operador del contrato está investigado por el Ministerio de Educación por presuntas irregularidades en la ejecución de otros convenios con el Estado, agregó ese medio.

Al ser consultados varios congresistas y empleados de la Cámara de Representantes por el periódico, algunos aseguraron no haber recibido la mencionada capacitación y otros dicen haber estado en una pero no se acuerdan de qué se trataba.

No obstante, voceros de Corpocides aseguraron que la capacitación se cumplió en los despachos de los legisladores, aunque El Tiempo tuvo acceso  a las evidencias que reposan en la Cámara de Representantes y se observa que la corporación impartió la capacitación en los pasillos del recinto.