Al parecer, el ente de investigación desautorizó la hipótesis según la cual no hubo desapariciones forzadas durante la toma y retoma del Palacio de Justicia en noviembre de 1985, sino errores en la identificación de los cuerpos.

Eso dijeron familiares y abogados de las víctimas del holocausto del Palacio de Justicia a El Espectador quienes aseguraron que el fiscal titular del caso, Jorge Hernán Díaz Soto, aceptó ante jueces de la Corte IDH que sí hubo desapariciones forzadas.

“El Estado no está preparado y no sabe cómo asumir estos retos cuando hay crímenes de lesa humanidad cometidos por parte de agentes estatales. Es una cuestión la que están hablando antes los medios y otra muy distinta ante los jueces”, manifestó Alejandra Rodríguez Cabrera, vocera de las víctimas.

Justamente por eso es que las víctimas piden que esa declaración, que fue hecha ante los jueces de la CIDH, se haga pública, aunque la hipótesis del error en la identificación de los cuerpos siga presente entre los investigadores del caso.

De igual manera, en la audiencia se supo que el Estado colombiano ha cumplido con el 95 % del pago de las indemnizaciones a 4 víctimas que no recibieron reparación por daño material, pero que siguen pendientes muy grandes como a “verdad judicial” para dar con los presuntos responsables del caso.