El joven, de solo 19 años de edad, trabajaba como operario de carga en el mercado mayorista en Lima, Perú. Llegó a Colombia en búsqueda de oportunidades de emprendimiento, pues —de acuerdo con El Comercio— buscaba comprar ropa para luego venderla en su país.

Amelia Cántaro, hermana del joven peruano, en diálogo con el medio de ese país, definió a Silvano como un joven alegre y humilde que nunca ha tenido antecedentes.

Agregó que el joven, cuyo video siendo lanzado de un puente por venezolanos se hizo viral recientemente, apoyaba económicamente a toda la familia.

Silvano, agrega el medio peruano, nació en Huánuco, ciudad que dejó hace tres años para buscar trabajo en Lima. Una vez establecido, surgió la idea viajar a Colombia para comprar ropa y con ella montar su negocio propio.

¿Qué pasó con Silvano Oblitas Cántaro cuando llegó a Colombia?

El 25 de enero fue la fecha que el joven escogió para viajar a Colombia junto a “otros amigos extranjeros”, quienes lo habrían engañado. En Medellín, finalmente, se habría quedado sin sus pertenencias, señaló su familia.

Estando en la capital de Antioquia, el joven hablaba seguido con sus hermanos, pero en la última charla, ocurrida el 10 de febrero, él pedía que le enviaran dinero pues había sido estafado.

Luego se conoció el video en donde Silvano fue lanzado al vacío por personas con acento venezolano y su familia y el medio peruano ya lo dan por muerto. 

Por su parte, la Fiscalía, después de conocer la denuncia, señaló que un fiscal de la Unidad de Reacción Inmediata de Medellín “activó el Mecanismo de Búsqueda Urgente (MBU) por la posible desaparición” del ciudadano peruano.

Además, expidió la orden de trabajo a la policía Judicial del CTI para adelantar labores tendientes a esclarecer lo sucedido con ese episodio.

El caso ha despertado indignación en la ciudad natal del joven, en donde varios manifestantes llegaron al Departamento de Investigación Criminal para exigir justicia.