Las razones de la suspensión no quedaron del todo claras ni siquiera para él mismo, pero tendrían que ver con un tema de derechos de autor, aunque tampoco descarta que sea el resultado de un ataque de ‘bodegas’ con intereses políticos.

Sin embargo, lejos de preocupar a Gómez, lo sucedido lo molestó: “Si quieren suspenderme, ¡suspéndanme! Yo no he hecho nada malo, ni que yo estuviera enseñando a hacer bombas atómicas por Twitter“, comentó.

“Se volvieron como las cavernas; censura porque alguien denuncia, censura porque dijo tal vaina, censura porque puso 10 segundos de música y se quejó una disquera. Cuando uno cuando pone música le está haciendo un favor a la disquera. O sea, es una cosa como del siglo 18 o 19 en el siglo 21”, agregó.

Pero el periodista de Caracol también fue más allá y aprovechó para criticar la forma en que Twitter ha ejercido cierta censura sobre sus usuarios y ha asumido una posición como más que una herramienta para periodistas: “Estamos corriendo todos los periodistas detrás de Twitter”, lamentó. “No podemos seguir en el periodismo detrás de Twitter. Es una herramienta, pero no es mi jefe, ni determina qué hago ni para dónde voy“.

Gómez dijo que ya le están ayudando a intentar recuperar su cuenta, pero dejó claro que no le importa si no lo consigue, e incluso dejó en duda que volviera a usarla como antes: “Si me quieren des-suspender bien, yo no voy a mover un dedo“, enfatizó.

“No les voy a dar el gusto de que piensen que el director de 6AM –no porque sea yo– el director de un medio de comunicación, tenga que irles de rodillas a suplicarles que le den una pinche cuenta en Twitter. Cuando dentro de un año me la vuelvan a reponer yo veré si entro y vuelvo a empezar de cero”, apostilló.

Gómez, quien dirige el programa 6AM Hoy por Hoy desde el retiro de Darío Arizmendi, dejó claro que nada cambiará si no la recupera y, por el contrario, sabe que seguirá haciendo las cosas de la misma forma: “Yo les voy a demostrar que uno puede hacer periodismo sin Twitter. (…) No puede ser así, no podemos terminar todos dependiendo de lo que digan estos tipos”.

“Yo no trabajo para Twitter, yo soy un periodista y trabajo para Caracol Radio y para mi público”, concluyó.