Bonilla, ingeniero civil, salió de su casa en bicicleta sobre las 8:45 de la mañana del pasado lunes rumbo hacia la oficina en donde trabaja, en la localidad de Chapinero (Calle 45 con avenida Caracas), y según contó una hermana, en diálogo con Pulzo, luego de un rastreo al GPS de su celular se encontró que hizo “un recorrido que no es habitual”.

“Por lo general, él va de la casa a la oficina, pero ayer se dirigió primero a la Avenida Jiménez con Caracas, y de ahí se dirigió para la oficina. Como a las 3:30 de la tarde, se digirió otra vez al centro, y de allí al Parque Nacional. Luego, al Parque Tercer Milenio y bajó al barrio San Bernardo”, aseguró Valentina Bonilla, a este medio.

La joven contó que en el rastreo se identificó que su hermano salió de ese sector otra vez para la oficina, y que luego de eso “se perdió contacto con él a las 8:50 de la noche”, pues el teléfono se apagó.

“Él dejó las tarjetas de crédito de la empresa en la oficina para el amigo, y al socio le dejó las claves de la caja menor. También dejó una nota en donde le decía al socio que ‘era el mejor’, una nota que, realmente, se puede interpretar como una despedida. Es lo único que tenemos de él”, aseguró la familiar.

Valentina detalló que Hernán Bonilla padecía de “ataques de ansiedad”, que en el transcurso de la semana “se había sentido mal” y que sus compañeros lo vieron “un poco agobiado y estresado” por esos trastornos.

Al preguntarle si su hermano frecuentaba el sector de San Bernardo, y cuál sería la razón para desplazarse solo hasta allá sabiendo de la inseguridad en Bogotá, la joven respondió que a principio de año Bonilla tuvo una crisis de ansiedad y que, según le comentó, “él se dirigía a esos sitios peligrosos como buscando que alguien atentara contra su vida”.

Es por este antecedente que la familia teme que a Hernán le haya podido pasar algo en la calle, ya que dejó la bicicleta en la oficina y salió a pie por Chapinero, sector en donde ya se han denunciado atracos a transeúntes y otros temas de inseguridad.

Pero la familia Bonilla guarda la esperanza de que el joven aparezca sano y salvo, y por eso interpusieron la denuncia en Fiscalía, en la Sijín de la Policía y hasta visitaron Medicina Legal para descartar posibilidades.

También publicaron un cartel con la foto del joven (que compartió el senador Juan Luis Castro), con detalles de cómo iba vestido y con dos números de contacto por si alguna persona lo identifica pueda reportar esa información.

Nota: 15 horas después de publicada esta información, la hermana de Bonilla confirmó que lo encontraron muerto.