De acuerdo con Name, en este sector de la ciudad es donde se presenta el mayor número de robos a buses de Transmilenio y atracos a transeúntes.   

El funcionario indicó al noticiero que a pesar de los esfuerzos de la administración distrital para solucionar esta problemática, las personas no se siente seguras en esta zona del norte de Bogotá.

“Me han intentado robar la bicicleta varias veces. Es muy difícil movilizarse en Chapinero”, aseguró Paola Caballero, biciusaria, al mismo medio.

Según el edil, la alta presencia de habitantes de calle, especialmente en los separadores de Transmilenio, aumenta esta percepción de inseguridad.

“Los separadores se han convertido en baños y camas públicas. En las noches, los habitantes de calle prenden hogueras y la gente no puede caminar por estos sectores”, aseguró Name.

Agregó que muchos delincuentes se camuflan de habitantes de calle para cometer sus delitos.

Cifras de la Policía de Chapinero, citadas por el Noticias 1, indican que en lo corrido del año se han capturado a 100 personas por hurto y microtráfico solo en el barrio Lourdes.  

Ante este panorama, los habitantes de esta localidad piden mayor presencia de las autoridades, especialmente en las horas de la noche.