En total eran cinco los reclusos infectados dentro del centro carcelario, en Bogotá; de acuerdo con el Inpec, luego de hacerles una segunda prueba a estas personas, que se contagiaron a principios de abril, los resultados fueron negativos. “Se recuperaron completamente”.

Internos que fueron trasladados de la cárcel de Villavicencio luego de un motín fueron los que llevaron el coronavirus a La Picota; las otras tres personas con la enfermedad fueron confirmadas días después por el Instituto Nacional de Salud (INS), luego de que tuvieran contacto con los reclusos del Meta.

La enfermedad se habría propagado por varias cárceles del país, según informó El Espectador, gracias a que se esparció en un bus con el logo del Inpec, mismo vehículo que fue utilizado para trasladar a ocho amotinados de Villavicencio.

Los casos de coronavirus en la población carcelaria del país (reclusos y guardias del Inpec), hasta el momento, llegan a los 1.000, aproximadamente; de acuerdo con Semana, el centro de reclusión con más infectados es el de Villavicencio, con 867; seguido por Leticia con 89 presos enfermos y un guardián e Ibagué, con 22 reclusos infectados y 2 funcionarios.

El Ministerio de Salud reportó que hasta este sábado 16 de mayo se registran 14.216 personas infectadas con coronavirus en Colombia; según la entidad, Bogotá es la ciudad más infectada del país con 5.008 casos. En total, han muerto 546 personas por causa del virus, pero se han recuperado más de 3.460.