Eso, porque el alto tribunal falló a favor de un abogado que, en su calidad de ciudadano, entuteló al presidente Iván Duque por una trino que hizo el 9 de julio, “celebrando los 101 años del reconocimiento a nuestra Virgen de Chiquinquirá como Patrona de Colombia”.

“Todos los días en profunda oración le doy gracias y le pido por nuestro país”, escribió en ese momento el mandatario.

El abogado aseguró, de acuerdo con Blu Radio, que esa publicación no respetó sus derechos a la libertad de cultos, ni la separación entre la religión y el Estado.

La sentencia dice, según la emisora, que la libertad de expresión de Duque no está por encima de la de cultos, pese a que en el trino, el presidente empezó diciendo que respetaba “las libertades religiosas de nuestro país”.

Además de borrar ese trino, el Tribunal de Cali le ordena al jefe de Estado “prevenir para que, en lo sucesivo, se abstenga de incurrir en las conductas que dieron origen a esta tutela”, citó La FM, es decir, le dice que debe dejar de avocar a la Virgen de Chiquinquirá u otras figuras religiosas.

Duque ya había recibido varios cuestionamientos por encomendarse a Dios y la Virgen, sobre todo,al principio de su ya habitual programa de televisión.

Al respecto, por ejemplo, María Jimena Duzán dijo que “sorprende ver a un presidente predicando la urgencia de recurrir a la religión que él profesa y a la Virgen de la cual él es devoto como prerrequisito para salir bien de esta pandemia”.

La vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, y otros miembros del gabinete de Duque también recibieron críticas por invocar a nuestra Señora de Fátima.

Este es el trino que Iván Duque debe borrar: