El médico, con maestría en Inmunología y microbiología de la Universidad de Louisville (Estados Unidos), le ha aplicado Interferón a unos 500 o 600 pacientes de coronavirus en Nariño, informa El Tiempo.

El diario capitalino explica que esta es una proteína “que se viene utilizando de manera inyectable para el tratamiento del cáncer y la esclerosis múltiple”; sin embargo, Klinger la usa de otra manera para combatir la COVID-19: pone 2 gotas de este fármaco debajo de la lengua de los pacientes.

Según el testimonio del médico al periódico, el Interferón “evita tanto el ingreso como la multiplicación del peligroso virus”, y los contagiados que se han sometido a este tratamiento han respondido muy bien:

“Todos estos pacientes han mejorado, ninguno se ha muerto, los hemos visto en etapas críticas en sus casas”.

A pesar de que el alcalde de Barbacoas (Nariño), Adam Rincón, da fe del “reconocimiento científico” de Klinger y de cómo ha ayudado el Interferón a varios pacientes de coronavirus; el Ministerio de Salud señala que este medicamento todavía no tiene “indicaciones aprobadas” para prevenir y curar la enfermedad, reporta el mismo medio en otro artículo.

Lo anterior, de acuerdo con El Tiempo, lo escribió en un documento la directora técnica de Medicamentos y Productos Biológicos del Ministerio de Salud, Judith del Carmen Mestre Arellano.

En ese texto, la funcionaria concluye que “es posible afirmar que el medicamento objeto de investigación no cuenta con registro sanitario, constituyéndose un producto farmacéutico fraudulento”.