El balance de la Defensoría del Pueblo detalla que 16 civiles y un policía murieron durante las manifestaciones que empezaron el pasado 28 de abril en todo el país. Po su parte, el Ministerio de Defensa contabilizó 846 personas heridas, de las cuales 306 son civiles. 

Las autoridades han capturado a 431 personas durante los desmanes, mientras que la orden del presidente, Iván Duque, de desplegar militares a las ciudades más afectadas sigue vigente.

El mandatario, que ya ordenó retirar la propuesta de reforma tributaria que se debatía con escepticismo en el Congreso, propuso redactar un nuevo proyecto de reforma que descarte los principales puntos de discordia: el aumento del impuesto al IVA para servicios y bienes y la ampliación de la base de contribuyentes con impuesto de renta. 

A pesar de la decisión, las marchas siguen este lunes. El pasado fin de semana, las jornadas de protesta transcurrieron en su mayoría de forma pacífica, pero le siguieron múltiples disturbios y choques con la fuerza pública. 

Según la ONG Temblores hubo 940 casos de violencia policial en los últimos días y se investiga “la muerte de ocho manifestantes presuntamente atacados por policías”.

Por su parte, el ministro de Defensa, Diego Molano, aseguró que los hechos de violencia son “premeditados, organizados y financiados por grupos de disidencias de las Farc”, que se apartaron del acuerdo de paz firmado en 2016, y por el Eln.

Además informó sobre afectaciones en 69 estaciones de transporte, 36 cajeros automáticos, 94 bancos, 14 peajes y 313 establecimientos comerciales.

Este es un fragmento del informe presentado por el Ministerio de Defensa: