La Fundación Lazos de Dignidad, que ofrece asesoría a víctimas de violaciones de derechos humanos, entre otros, entregó la información en la tarde de este lunes.

La ONG señaló que se había hecho cargo del caso de este joven de 20 años desde el pasado primero de mayo cuando fue víctima de “violencia policial”.

Según la concejal de Bogotá Heidy Sánchez, que habitualmente publica denuncias sobre abuso de autoridad, Daniel Zapata “fue impactado en la cabeza por un artefacto que disparó el Esmad en Banderas”, en la localidad de Kennedy, en el suroccidente de la capital.

Desde entonces, había estado en coma inducido.

La Fundación añadió que es “otro crimen impune”, mientras la cabildante reclamó que nadie más debe morir “exigiendo sus derechos”.

A lo largo del paro nacional en la capital, la alcaldesa Claudia López ha mostrado como un logro el que ningún manifestante muriera en todos estos días de protestas durante enfrentamientos con la fuerza pública, pero  hoy Daniel Zapata se convierte en una víctima en Bogotá.

Horas antes, otro joven identificado como Dylan Barbosa murió arrollado por una tanqueta del Esmad, también en la localidad de Kennedy. El hecho fue descrito por las autoridades como un accidente de tránsito.

Este es uno de los trinos en los que Claudia López también dijo en la mañana de este lunes que nadie había sido herido por armas de fuego, pero muchas personas le respondieron que sí se han presentado lesionados por otro tipo de armas, como en el caso de este joven.

Horas después, López se refirió al deceso del joven asegurando que no conocía nada sobre su caso.

Adicionalmente, la confirmación de este deceso se da horas después de que se le diagnosticara muerte cerebral a Lucas Villa, herido por 8 impactos de bala cuando protestaba pacíficamente en el viaducto de Pereira en la noche del pasado miércoles 5 de mayo.

A la fecha, según Indepaz, han muerto 40 personas en medio de hechos violentos durante el paro nacional, y al menos en la mitad de los casos el victimario fue un uniformado.