Y es que en una reunión con el sector del Turismo, la alcaldesa Claudia López aseguró que la variante brasileña de COVID-19 estaba en Bogotá, y que había llegado en enero.

“El virus sigue ahí. Desde el 2 de enero, la variante brasilera, por ejemplo, está circulando en Bogotá, lo cual es un riesgo grande; la hemos logrado mitigar para que no genere efectos de contagio masivo que nos preocupen y estamos todo el tiempo con nuestro equipo de salud pública haciéndole seguimiento a otro tipo de variantes que pueden ponernos en dificultades”, aseguró la mandataria de la capital.

Tras esas declaraciones, el ministro Ruiz se pronunció en su Twitter, como se aprecia a continuación, para “corregir” la información que entregó López. 

“Hasta las 9 de la noche de hoy [12 de febrero], no se ha detectado la introducción del linaje brasilero (P1) en Bogotá. Todos los casos reportados son de Amazonas. De estar, no sería el linaje dominante”, escribió la cabeza del Ministerio de Salud.

Esta es la segunda vez que el Ministerio de Salud desmiente a Claudia López, sobre variantes de la COVID-19 en Bogotá.

La primera vez fue a principios de enero, cuando la mandataria de la capital aseguró que la cepa del Reino Unido estaba en la ciudad, y por eso la velocidad de los contagios había aumentado.

Al respecto, el Gobierno aseguró que no había evidencia de que eso fuera verdad.

Aunque la variante brasileña de COVID-19 sí está en Colombia, hasta ahora se sabe que no ha salido del departamento de Amazonas, que limita con Brasil.