A lo largo de la tarde los jóvenes se acercaron a la localidad de Engativá y están lanzando arengas y objetos contra los policías.

Esto sucedió en el CAI Villa Luz, a donde trasladaron al abogado Javier Ordóñez. Allí fue golpeado por varios agentes, según las versiones que entregaron sus acompañantes, antes de que lograran llevarlo muy débil al hospital donde murió.

Detrás del CAI hay dispuesto un grupo del Esmad para reaccionar a cualquier acto violento o posibles disturbios en Bogotá. Por el momento, la protesta se desarrolla de forma pacífica.

En otros puntos de la ciudad también se viven protestas. En la localidad de Usaquén, el CAI de Verbenal fue incinerado por manifestantes. Mientras tanto, en Suba varios conductores han sufrido hurtos con armas blancas; también hay reportes de concentraciones en Fontibón y otros puntos.

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, recomendó a los ciudadanos que no van a participar en las manifestaciones que traten de llegar a sus casas antes de las 7:00 de la noche.

En la noche del miércoles, durante la primera jornada de manifestaciones, al menos 10 personas jóvenes murieron, en lo que se convirtió en una de las noches más violentas de los últimos años en la ciudad.