El exabrupto comportamiento en Cali, Bogotá y Medellín, bajo la pusilanimidad de quienes podían evitarlo, reafirma que en Colombia la salud pública está dispuesta al irrelevante particular”, empieza el comunicado de la asociación médica.

La organización critica que los mandatarios de esas ciudades no tomaran medidas para evitar las aglomeraciones que en las últimos días se han reportado en esos lugares.

En Medellín se evidenciaron tumultos de personas para ir a ver los alumbrados navideños y hacer compras, pese a que la ocupación de camas UCI supera el 80 %.

Por su parte, en Cali y Bogotá se registraron aglomeraciones por la final del fútbol entre América y Santa Fe, por la que expertos pidieron que se pusieran medidas como toques de queda antes del juego.

No obstante, el alcalde caleño, Jorge Iván Ospina, culpó a quienes no quisieron transmitir el partido por televisión abierta, mientras que Claudia López, mandataria de la capital, le bajó la caña a la multitud, y la comparó con el aforo de un centro comercial

La Asociación Colombiana de Medicina Crítica y Cuidado Intensivo hizo referencia a esos eventos de supercontagio que se presentaron por el juego de fútbol diciendo:

“El partido de la vida se sigue jugando del lado más frágil de la cancha: en las unidades de cuidados intensivos”.

Finalmente, los médicos expresaron su frustración porque no se atendieran sus sugerencias, e hicieron un llamado al alcalde de Barranquilla para tener “cuidado” con el concierto del fin de año.

Crítica de intensivistas a Bogotá, Cali y Medellín

Este es el comunicado en el que los médicos cuestionan la gestión de los mandatarios de esas ciudades y advierte a Barranquilla:

Comunicado de la Asociación Colombiana de Medicina Crítica y Cuidado Intensivo
Comunicado de la Asociación Colombiana de Medicina Crítica y Cuidado Intensivo