En entrevista con Canal Capital, la mandataria capitalina ponderó que las medidas adoptadas hasta el momento permiten que la ciudad afronte “el segundo pico que nos está ocurriendo en este momento con medidas mucho más moderadas” que al principio, como cuarentena estricta generalizada o por localidades.

Según ella, se han tomado “medidas estrictamente necesarias para mantener el balance” entre cuidado y normalidad, y rogó mantener el aislamiento preventivo para el 31 de diciembre para evitar la propagación del coronavirus causante del COVID-19.

En ese sentido, sin embargo, dijo que no contempla nuevas determinaciones para Bogotá y decidió que “las mismas medidas que tomamos para el 24, las vamos a mantener para el 31“, como la ley seca.

“Necesitamos un fin de año como fue la navidad: muy zanahorio”, comentó.

Asimismo, mencionó el aislamiento preventivo que debe ser mucho más estricto en caso de que se quiera compartir con familia en Nochevieja, caso en el que tampoco se deberá hacer con un número amplio de parientes.

¿Habrá cuarentena en Bogotá en enero?

“No creo, la verdad”, fue la respuesta de Claudia López al ser consultada por esa posibilidad en el canal capitalino. En su concepto, la última semana del año “va a ser la semana más difícil” porque “se va a acumular mucha interacción” y se va a ver reflejada en “una mayor ocupación de UCI”.

Sin embargo, la alcaldesa dijo que espera que el 1 de enero la curva comience a bajar, pero que también dependerá de que su estimado de un millón de personas que han salido de la ciudad mantenga la disciplina al regresar: “Cuando vuelva es importante que se quede unos días en casa a ver si desarrolló síntomas”, pidió.

Esta es la entrevista de la alcaldesa: