El alto tribunal, informó RCN Radio, se abstuvo de elegir el recurso que interpuso Cristina Lombana, magistrada de la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia, luego de que sus compañeros la apartaran del proceso judicial de Álvaro Uribe al conocerse que ella ocultó que había trabajado con un abogado del expresidente.

Precisamente por esa cuestión fue que el periodista Daniel Coronell, que reveló esa información en una de sus columnas, la apodo ‘la calladita’.

La tutela de Lombana fue negada, incluso por la Corte Constitucional, en todas las instancias, dijo Semana, pero, en recursos de insistencia, el procurador Fernando Carrillo y el magistrado de ese alto tribunal Guillermo Guerrero pidieron analizar la apelación de la togada “para sentar jurisprudencia”, agregó El Espectador.

Y es que con la tutela, la magistrada pedía que se le protegieran sus derechos a “la igualdad y no discriminación, al buen nombre, a la honra, al debido proceso y a la participación en la conformación, ejercicio y control del poder político”, según el documento que fue difundido, en su momento, por La W.

Ella argumentaba, de acuerdo con RCN Radio, que haber trabajado con un abogado de Uribe no era razón suficiente para separarla del caso del hoy senador, y presentó unos documentos que respaldaban que ella ya no hace parte de la Fuerza Pública, pues al momento de aceptar ser magistrada, era una militar activa.

No obstante, el caso de la togada no logró convencer al máximo tribunal y seguirá apartada del proceso de Uribe, que ahora está en manos del magistrado Julio César Reyes.