El documento abre la siguiente etapa de la investigación que le abrió la Corte Suprema de Justicia a Uribe Vélez por soborno y fraude procesal, tras ser acusado de manipulación de testigos.

Según El Tiempo, la decisión, de la cual quedó marginada la magistrada Cristina Lombana, está en manos de los magistrados Francisco Javier Farfán Molina, Marco Antonio Rueda Soto, Misael Fernando Rodríguez Castellanos y Héctor Javier Alarcón Granobles, presidente de esa sala.

Lo primero será “definir si se archiva o no el proceso contra Uribe”, prosigue ese medio, y coincide con El Espectador en que, de mantenerse en pie, se contemplan tres caminos: “Ordenar la detención del expresidente al estimar que su permanencia en libertad podría afectar la integridad de la investigación; ordenar una restricción de su movilidad; o determinar que el expresidente siga en libertad enfrentando este proceso judicial”.

Aunque hay una sesión programada para este jueves, El Tiempo señala que no es seguro que allí se vaya a tomar una decisión al respecto, aunque dice que fuentes cercanas al caso creen que “la decisión se puede tomar en cualquier momento”.