En el documento se informa que el exparamilitar es requerido por las autoridades por concierto para delinquir, homicidio en persona protegida, desaparición forzada, casos de acceso carnal en persona protegida, actos sexuales violentos en persona protegida, prostitución o esclavitud sexual, tratos inhumanos o degradantes y experimentos biológicos y abortos forzados en persona protegida, tortura, toma de rehenes, hurto calificado, y amenazas.

Interpol
Interpol

De acuerdo con Caracol Radio, esta fue una de las solicitudes urgentes que hizo la justicia colombiana a la Interpol, pues es uno de los recursos que tiene para impedir que Mancuso sea deportado a Italia, como lo autorizó Estados Unidos, donde él cumplió una condena carcelaria.

Y es que la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Barranquilla dijo, según la emisora, que las órdenes de captura contra el exlíder de las autodefensas fueron remitidas y tramitadas oficialmente en marzo. No obstante, solo 5 meses después se expidió la circular roja.

Como Italia “ha sido respetuosa del tratado de la Interpol“, dijo en Blu Radio Miguel Ceballos, alto comisionado para la paz, Colombia espera que si Mancuso termina en ese país, las autoridades italianas lo capturen.

No obstante, el Gobierno confía en que Estados Unidos sigue estudiando las solicitudes de extradición, para que el exparamilitar regrese al país a responder por varios crímenes pendientes.

Aunque Mancuso ha manifestado su “compromiso” con la paz, y las víctimas del conflicto armado, él asegura que si vuelve al país podría ser asesinado.

Con ese argumento es que la defensa del exparamilitar pidió que él sea enviado a Italia, país del que también es ciudadano.