El individuo, quien al parecer era uno de los líderes sicariales de un grupo delincuencial llamado ‘Los Pachelly, era uno de los hombres más buscados por las autoridades tanto en Medellín como en varios municipios de Antioquia, informó Vanguardia de Santander. 

Según el reporte de la Policía, citado por ese medio, el sujeto fue detenido en una lujosa finca de la vereda La Cauchera de Floridablanca, Santander. En el momento de la captura, había una fiesta electrónica clandestina en la vivienda.

Allí también se impusieron 28 multas a las personas que estaban congregadas y por ende estaban violando las medidas sanitarias vigentes a nivel nacional, agregó ese rotativo. 

Asimismo, se decomisaron en el lugar varias botellas de licor y drogas como cocaína y 2cb (cocaína rosada). En total, fueron encontradas 200 dosis de droga avaluadas en 90.000 pesos cada una, añadió Semana. 

Las autoridades de Santander informaron, según esa publicación, que solicitarán a la Fiscalía General de la Nación la extinción de dominio de la exclusiva propiedad. 

Entre tanto, el delincuente capturado fue puesto a disposición de las autoridades competentes para su judicialización. Alias ‘Cachorro’ ya llevaba varios meses escondido en Bucaramanga, después de haber huido de Medellín, concluyó ese medio.

Este es el video de la captura de alias ‘Cachorro’:

A jefe de ‘Los Pachelly’ lo capturaron después de contagiarse de coronavirus

Se trata de Alberto Antonio Henao Acevedo, quien les hizo la advertencia a los uniformados que lo capturaron el pasado 11 de agosto en Medellín.

El delincuente, conocido por la Policía con el alias de ‘Alber’, es señalado de actividades de narcotráfico, extorsiones, homicidios y minería ilegal en el noreste y Bajo Cauca antioqueño.

En 2019, la Fiscalía ordenó su captura por por el delito de concierto para delinquir agravado en calidad de cabecilla y se ofrecía una recompensa de 50 millones de pesos por información sobre él.

Alias ‘Alber’ contaba con varias propiedades en Antioquia y nunca permanecía más de 10 días en un lugar y ese también era el tiempo máximo para usar una misma línea de celular, pero todo cambió cuando se dieron cuenta que había roto esa regla excediendo el tiempo que permaneció en un apartamento de El Poblado. Así se lo explicó un oficial a El Tiempo:

“Realizamos un análisis de la situación, y después de manejar varias hipótesis llegamos a concluir que podría estar enfermo. Pero, ¿de qué? Nos aventamos a pensar en la COVID y que estaba guardando el aislamiento”.