El hecho se dio en una licorería de la localidad de Suba (nororiente de Bogotá), donde los 3 sujetos primero consumieron licor y después lo robaron, informó Noticias Caracol. 

Los individuos se habrían llevado el dinero del local, algunas botellas de licor y los objetos de valor de los demás clientes del establecimiento, agregó ese informativo.

Al respecto, el coronel Ángel Acosta, oficial de inspección de la Policía de Bogotá, apuntó en Caracol Radio que los ladrones eran 2 “extranjeros” y un colombiano. El uniformado detalló que gracias a la rápida alerta de una de las víctimas del robo, se dio la pronta captura de los delincuentes. 

“Estaban hurtando un establecimiento de comercio con unas armas traumáticas. Logramos la captura de los 3 sujetos, la incautación de las 2 armas y la recuperación de los elementos robados. De estos 3 sujetos, 2 son de ‘nacionalidad extranjera’ y uno colombiano”, apuntó el coronel Acosta, en esa emisora. 

Horas antes, la alcaldesa Claudia López fue más directa que el oficial de Policía y habló enfáticamente de los hechos de criminalidad cometidos por ciudadanos venezolanos. 

“Yo no quiero estigmatizar a los venezolanos, pero hay unos inmigrantes metidos en criminalidad que nos están haciendo la vida cuadritos. En eso he hablado con Luis Ernesto Gómez [secretario de Gobierno]; tenemos que traer a Migración Colombia. El [venezolano] que venga a ganarse la vida honestamente, bienvenido, pero el que venga a delinquir, deberíamos deportarlo sin contemplación”, agregó López. 

De acuerdo con la mandataria capitalina, el homicidio en Bogotá ha subido 1 %, aunque el hurto ha venido bajando. Eso sí, señaló que las cifras se quedan en nada cuando suceden tragedias como la de este jueves en la troncal de la Autopista Norte, donde un hombre fue asesinado a plena luz del día. 

“No hay derecho a que le roben el celular, pero mucho menos que le roben la vida por un celular”, comentó. “¿De qué sirve que el hurto baje si un ciudadano pierde la vida en uno?”, preguntó López.