La explicación la dio Felipe Ramírez a los medios, en la entrega de dichos buses esta semana, y varios días después de la polémica que se armó porque la administración de Claudia López no solo querría pintar los buses de amarillo, sino de verde.

En medio de la controversia, concejales se opusieron a la idea de cambiar el color de los vehículos, pues consideraban que eso representaba un millonario costo para la ciudad, pero al final la administración se defendió y este jueves presentaron los primeros 48 buses del sistema zonal que están pintados del mismo color que los Taxis.

¿Por qué hay buses del SITP amarillos en Bogotá?

El gerente de Transmilenio aclaró que los 48 buses nuevos, de 66 que esperan completar en los próximos días, son amarillos para que los usuarios puedan distinguirlos de los que no son amigables con el medio ambiente.

“Los buses son amarillos y van a permitir que tengan un distintivo especial. Precisamente en el sentido de la nueva flota, con tecnologías limpias, que van a garantizar que los usuarios no solo disfruten de un mejor servicio, sino de un aire más limpio”, aseveró Ramírez.

“Estamos hablando de buses Euro VI, que reducen en cerca de un 95 % el material particulado que se generaba con los buses anteriores del sistema. […] Buses nuevos, con tecnologías limpias, que nos ayudan a mejorar el medio ambiente”, añadió.

En sus declaraciones, el funcionario además explicó que esos vehículos que entraron a ser parte del Sistema Integrado de Transporte beneficiarán especialmente a los habitantes del sector Perdomo, en el sur de Bogotá.

Fotos de los nuevos buses amarillos del SITP, en Bogotá

Aparte de estos buses amarillos, de los que Transmilenio mostró imágenes en Twitter, el gerente afirmó que ya están adelantando la licitación para tener 1.195 nuevos vehículos, “para cambiar la flota vieja del sistema y del SITP provisional”, que no son amigables con el ambiente.